De acuerdo con sus características y/o a los ingredientes empleados en su elaboración, los
helados se clasifican en:

1. Helados de agua o Sorbetes: esta denominación corresponde a los productos en los que el
componente básico es el agua.

Deberán responder a las siguientes exigencias:

  • Extracto seco, Mín: 20,0% p/p1
  • Materia grasa de leche, Máx: 1,5% p/p

 

2. Helados o Helados de leche: esta denominación corresponde a los productos que han sido
elaborados a base de leche.

Deberán responder a las siguientes exigencias:

  • Sólidos no grasos de leche, Mín: 6,0% p/p
  • Materia grasa de leche, Mín: 1,5 % p/p

3. Cremas heladas o Helados de crema: esta denominación corresponde a los productos que
han sido elaborados a base de leche y han sido adicionados de crema de leche y/o manteca.

Deberán responder a las siguientes exigencias:

  • Sólidos no grasos de leche, Mín: 6,0 % p/p
  • Materia grasa de leche, Mín: 6,0 % p/p

c. Helados para regímenes especiales

Helados de bajo contenido glucídico: esta denominación corresponde a helados
modificados en su contenido glucídico.

Deberán responder a las exigencias generales para productos dietéticos y en particular a
las correspondientes para productos de bajo contenido glucídico.

Para el caso de helados envasados y que contengan edulcorantes no nutritivos, deberá
declararse su presencia cualitativamente y cuantitativamente con letras de un tamaño no
menor de 2,0 mm de altura y 1,0 mm de ancho.

d. Helados para Celíacos

Estos helados no deben contener ingredientes que incluyan proteínas contenidas en el gluten del trigo, avena, cebada y centeno (T.A.C.C).

En este caso, para los helados envasados puede incluirse la leyenda “sin T.A.C.C.” y el correspondiente símbolo de espiga tachada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *
Email *
Website