Los sistemas discontinuos de pasteurización son utilizados para pequeños volúmenes.

Existen distintos modelos diferenciados entre sí fundamentalmente por el volumen de
procesamiento. Así por ejemplo los hay de entre 40 litros a 150 litros.

Constan de un depósito con fondo cónico de modo de poder evacuar completamente la mezcla
a través de una válvula instalada en el fondo.

Este depósito está rodeado por una camisa que contiene dos circuitos de intercambio térmico:

  • Circuito de calentamiento, que permite calentar y pasteurizar la mezcla hasta los 85°C y manteniendo esta temperatura el tiempo necesario para garantizar la pasteurización. El calentamiento normalmente se efectúa a través de una resistencia eléctrica comandada por un termostato.
  • Circuito de agua a temperatura ambiente que permite enfriar el mix luego de la pasteurización hasta 25 – 28° C.

La mezcla pasteurizada y enfriada a 25 – 28°C, es bombeada a un tanque de maduración,
en donde previamente se la enfría a 4 o 5°C, por intermedio de un pequeño enfriador a placas
(con el mismo principio descrito anteriormente). Este tanque al igual que el de pasteurización
posee una camisa la cual tiene una alimentación de agua helada o glicol que mantiene la
temperatura de maduración durante el tiempo necesario (normalmente 4 o 5 horas).

Tanto el tanque de pasteurización como el de maduración, poseen un agitador que en
algunas modelos pueden ser intermitentes y de velocidad variable lo que permite elegir
distintas condiciones de procesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *
Email *
Website